Logros conseguidos y retos futuros

Cada año, y como parte del servicio de consultoría que prestamos en El Paraíso Golf Club, somos invitados a participar en la Asamblea Anual de Socios. En ella, reportamos sobre los temas esenciales en torno al mantenimiento del campo de golf, tanto presentes como futuros. Ésta es una oportunidad excelente para comunicar a los socios qué estamos haciendo y por qué, explicar que dirección siguen las estrategias puestas en marcha y responder a las dudas, cuestiones y preocupaciones que puedan existir. La comunicación es esencial en Clubes sociales, por lo que esta presentación tiene la máxima relevancia para nosotros.

La presentación, que preparamos de forma coordinada con el Head Greenkeeper, José Luis González, y el Director del Club, David Ramos, tuvo lugar el pasado 29 de septiembre en la Casa Club; y se estructuró en 2 bloques principales: logros conseguidos y retos futuros.

 

Logros conseguidos

Respecto a los logros conseguidos, se repasó en primer lugar la obra de renovación de collares de greens llevada a cabo el pasado mes de junio, que ha permitido instalar un nuevo collar de bermuda híbrida de 1,5 metros de ancho. El collar existente presentaba contaminación con diferentes especies tanto cool como warm season, lo que impedía implantar ninguna política de aplicaciones para mantenerlo limpio. La obra se ha realizado con medios externos con un resultado excelente.

 

A continuación, se mostraron los nuevos areneros construidos para el almacenamiento ordenado de áridos, que quedan dentro del marco de actuaciones propuesto para la mejora de la nave de mantenimiento y su entorno.

En el ámbito del riego, se informó de la instalación de una nueva bomba jockey. También, de un nuevo ordenador de riego, con una configuración y programación optimizadas.

Como conclusión, se presentaron los avances en el plan de paisajismo con la creación de nuevas zonas nativas. Antes de iniciar la implantación de planes de mejora, los roughs consumían hasta un 35% del presupuesto en inputs. Además, suponían hasta un 75% del área total mantenible. El proyecto de sostenibilidad puesto en marcha pretende crear hasta 7 hectáreas de zonas nativas. El objetivo es naturalizar el campo, reducir costes de inputs y liberar recursos para mejorar otras áreas.

Retos futuros

En cuanto a retos futuros, los más importantes tienen relación con la reforma del lago del hoyo 18 y con las estaciones de bombeo de greens y fairways. Las estaciones de bombeo, necesitan inversiones concretas relacionadas con sus automatismos y la mejora de eficiencia hidráulica y energética.

Por otra parte, se explicó que la estrategia de control de kikuyu puesta en marcha hace 1 año y ha conseguido la erradicación casi total en tees y fairways. Ésta, debe de continuar en los roughs (que partían de un nivel de contaminación mucho mayor). Esto pasa por evitar la resiembra de invierno de forma que la bermuda, sin competencia ni sombreamiento, se mantenga en su curva de crecimiento potencial óptimo desde el inicio de la primavera.

Posteriormente, se explicó la mejora que implicaría en términos de jugabilidad, estéticos y agronómicos, el cambio de siega de greens a máquinas manuales. Ello, junto con la creación de un nuevo collar primario de agrostis de 6 mm de altura como “buffer” entre el green y la bermuda. A continuación, se revisaron otros objetivos, como la reconstrucción y adecuación de caminos con personal propio. Y por último, el plan bianual de poda de palmeras o las actuaciones pendientes en la nave de mantenimiento.

Finalmente, se revisaron las recomendaciones de inversión en maquinaria. Tanto a efectos de reposición (en base al número de horas de funcionamiento y al estado del parque existente) y de nueva adquisición (para cubrir carencias concretas).

Seguiremos trabajando codo con codo y en equipo con el Head Greenkeeper y Director. Esto de cara a un 2.022 que nos ilusiona muchísimo y que es la antesala al 50 aniversario del Club.