Regreso al futuro: Interseeding

Regreso al futuro: Interseeding

La contaminación de poa annua en greens establecidos inicialmente con agrostis estolonífera es un hecho frecuente y conocido. Se da especialmente en aquellos Clubes con solera y en los que han pasado varios años desde la siembra original. Gracias a su capacidad de producir un increíble número de semillas y a su adaptación a condiciones muy diversas, la poa annua es capaz de invadir, establecerse y hacerse fuerte en greens incluso con buena densidad de agrostis. En general, la poa puede llegar a ofrecer muy buenas condiciones para el juego con un mantenimiento adecuado, incluso bajo exigencias de torneo.

Factores de riesgo de contaminación de poa annua

Sin embargo, existen 3 factores principales que la convierten, especialmente en algunas latitudes, en una mala compañera de viaje para los greens:

  1. Su irregularidad a lo largo del año debido a ciclos vegetativos complejos. En algunas épocas del año la poa espiga y produce semillas; en otras su crecimiento es excesivo e irregular, etc.
  2. Su susceptibilidad a enfermedades, especialmente a algunas fúngicas como dollar spot, waitea o rhizoctonia.
  3. Su inadaptación a las altas temperaturas. Es una especie que sufre por encima de los 27ºC, llegando a fotorrespirar y a sufrir un declive severo bajo estas condiciones.

Interseeding

Para dar la vuelta a la situación, en greens con contaminaciones severas de poa donde el control químico está ya limitado, se puede optar por establecer un proceso de Interseeding. A diferencia de la resiembra, donde se aplica la semilla sobre toda la cubierta vegetal existente, en el Interseeding se realizan surcos sobre la superficie, de modo que la semilla queda en contacto con el suelo. En el caso de La Peñaza, el Club ha adquirido una sembradora específica para este fin (Vredo), capaz de aportar dosis bajas de semillas muy pequeñas como la del agrostis (5,5 g/m2). En los días previos a la siembra, se realiza una aplicación de regulador de crecimiento para reducir la competencia de la poa con la nueva semilla. Un verticut doble y una bajada de la altura de siega a 3 mm. También se suprime el riego la noche anterior a la siembra para trabajar en seco.

Accede pinchando aquí, al vídeo publicado por el Club en el cual desgranamos esta actuación para los socios.


La sembradora no sale en ningún momento del green durante el proceso para evitar la contaminación de zonas fuera del mismo con agrostis. Una vez concluida su labor, se realiza un pase de rulo para intimar el contacto semilla-suelo, y posteriormente se aplica un recebo para cubrir las aperturas de verticut y sembradora. Finalmente, se da un riego de incorporación de la arena y de humedecimiento de la semilla.

Germinación y establecimiento de la nueva semilla

Respecto a la germinación y establecimiento de la nueva semilla, es crítico realizar riegos diarios para mantener humedad durante el día. Para ello es recomendable subir la altura de siega al intervalo 3.5 – 4 mm asegurando que los cajones de las segadoras no recogen ninguna arena, suprimir verticuts y micropinchados y realizar un microrecebo semanal. Esto evitará que se genere un exceso de materia orgánica superficial. Igualmente, es crítico llevar a cabo un tratamiento fungicida preventivo contra Pythium.

Resultados del Interseeding

Los resultados del Interseeding no son evidentes el primer año, pero si se siguen las pautas adecuadas a partir del segundo proceso, el agrostis ya predomina sobre la poa y pueden ponerse en marcha otros medios de control de poa que hagan sinergia. Con la maquinaria y los cuidados adecuados, el Interseeding garantiza el éxito sólo a falta de un factor más: la paciencia de jugadores y socios de los Clubes durante las semanas que dura el proceso. Los resultados obtenidos bien valen ese esfuerzo.