Volando sobre Empordà Golf

Volando sobre Empordà Golf

Contar con un levantamiento topográfico del sistema de riego es una de las herramientas más útiles a la hora de desarrollar una auditoría de riego. Conocer las cotas de almacenamiento de agua o de la impulsión, los espaciamientos y marcos entre aspersores, las longitudes y secciones de la red de tuberías o la localización de las acometidas de riego, son ejemplos de información esencial a la hora de extraer conclusiones acerca del diseño del sistema de riego, y si ha sufrido modificaciones a lo largo de los años. Por ejemplo, es frecuente que con el paso del tiempo el área regable se haya visto incrementada. Y que por tanto la cobertura de riego original sea ahora insuficiente. El levantamiento arroja luz sobre este tipo de situaciones y permite no solo sacar conclusiones, si no también identificar soluciones a problemas existentes.

Conscientes de ello, y dado que el Club no contaba con planos actualizados, consensuamos con el Head Greenkeeper Adrián González, realizar un levantamiento topográfico previo a la auditoría de riego. De esta forma, dispondremos de información sobre localización y tipos de aspersores, cotas, distribución de la red hidráulica, etc. Por tanto, además de recopilar la información necesaria para el desarrollo de la auditoría, este trabajo previo permite proporcionar al Club planos detallados y actualizados de todo su recorrido y sistema de riego.

 

Un procedimiento adaptado al uso de nuevas tecnologías

Con el objetivo de optimizar los tiempos y los costes del servicio, decidimos realizar el levantamiento topográfico combinando la fotogrametría con dron y el levantamiento tradicional mediante GPS y estaciones totales robotizadas.

El recorrido Links se despliega a través de dunas, lagos y bunkers. Éste ofrece un amplio campo de visión para la toma de imágenes y datos por parte del dron. Sin embargo, el recorrido Forest, se desliza por un típico pinar mediterráneo. Este último factor limita drásticamente las posibilidades del dron, ya que muchos elementos que quedan bajo las copas de los árboles no pueden tomarse. Así mismo, en este tipo de zonas con alta densidad de árboles con cierta altura, la cobertura de satélites bajo los pinos es escasa . Es por ello que el uso de una estación estándar GPS no permite obtener muchos de los puntos necesarios.

 

El trabajo en equipo: una de las claves

Por ello, un equipo configurado por David Ibáñez y Álvaro Velasco se desplazó hasta el Club. Ello, portando un equipo de dispositivos compuesto por nuestro dron DJI Phantom Pro 4, una estación total robotizada Geomax Zoom90 y 2 GPS Geomax Zenith25. Este trabajo con tecnología combinada y toma de datos en paralelo, permitió completar el trabajo en un tiempo récord: 2 recorridos tomados en una semana, aprovechando el cierre del campo Links para trabajos de mantenimiento (pinchado). La ayuda y colaboración del gran equipo que conforman el Head Greenkeeper Adrián González, y su técnico de riego Raimon, fueron sin duda claves a la hora de desarrollar este trabajo de forma tan eficiente. También permitió que el coste fuera inferior a los de un levantamiento topográfico tradicional.

Todos los trabajos con el dron se coordinaron con el departamento de control del aeródromo cercano al Club. El siguiente paso lo daremos una vez concluyan las series finales del Challenge Tour. Por entonces, con toda la información y planos de trabajo generados, centraremos esfuerzos en identificar los puntos de mejora en la instalación. Y también en determinar vías de eficiencia en el uso del agua y la energía.